Google+ Followers

lunes, 29 de abril de 2013

EN CASA DE HERRERO, CONEJILLO DE INDIAS!!!

Os confieso un secreto, estoy licenciada en pedagogía, que no es "eso de los pies" que en ocasiones hay personas  que confunden no se si por hacerse los graciosos o por ignorancia, la verdad prefiero no saberlo.
 Digo que es un secreto porque desde que acabé la carrera ser pedagogo es como ser un bicho raro, ahora se lleva más ser psicopedagogo o integrador social o carreras como más prácticas no tan teóricas o como dicen algunos a fin de cuentas o te reciclas o no te sirve para nada.  Me acosejaron hace cinco años reciclarme, pues aquí estoy sin pasar por el contenedor azul y con un montón de teorías a las que debería quitarle el polvo para poder educar a B en consonancia con el entorno.
Pues como dice un refrán y aunque yo no soy muy de creencias populares mejor no tentaré a la suerte y antes de que se materialice el "en casa de herrero cuchillo de palo" os diré que no es lo mismo educar que educar a TU cachorro.
Pero antes de utilizar la palabra educación y menos ahora que está tan complicado el asunto. Os contaré una anécdota que me pasó cuando B apenas tenía mes y medio.

Alguien un día me preguntó: ¿tu estás criando a tu hijo?
 con cara de asombro le respondí pues claro quien lo va a criar sinó. Visto que no había entendido la pregunta me reformuló la cuestión: quiero decir si le das pecho.
 Ahhh vale!! Mi cara un poema y ese alguién que a penas me conoce debió pensar que yo era de otro planeta o simplemente me faltaba un hervor.
 Así que como ya os dije (tengo tiempo libre porque estoy en el paro, es un mensaje subliminal jejeje), busqué la palabra  criar en "san google" (como le llama mi amiga A (aliasBatman #porciertoconfirmaquevienesalbautizo)  y la primera búsqueda decía: Significados en español y discusiones con el uso de 'criar', pues ya empezamos mal pensé. Porque criar, para mi no es solo proveer de alimento es también educar. Pero como no quiero entrar en discusión me quedé con estas dos definiciones y no seguí leyendo más acepciones. 
Y como para mi es educar le echo un ojo a las teorías que están de moda porque en este campo también hay modas y la cría con apego es una de ellas o al menos ahora se escucha más hablar de ésta que del método Estivill o el conductismo. 
 Empiezo a leer sobre ella aunque estando embarazada ya había ojeado un libro del pediatra Carlos González defensor de está crianza.
 Las características principales de la crianza con apego muy a grandes rasgos son: 

  1. Preparación para el embarazo, el nacimiento y paternidad.
  2. Alimentación con amor y respeto.
  3. Responder con sensibilidad.
  4. Contacto maternal.
  5. Garantizar el sueño seguro física y emocionalmente.
  6. Proporcionar el cuidado cariñoso constante.
  7. Practicar la disciplina positiva.
  8. Búsqueda del equilibrio entre la vida personal y familiar. 
Lo que las abuelas (y no tan abuelas) dirían "tonterías" ahora los niños están mimados, malcriados y hacen lo que quieren porque no hay disciplina y ya no tienen respeto a nada ni a nadie. Antes no teníamos para comer pero mira que bien hemos salido. 
Son discusiones  que a mi me resultan muy graciosas y en las que intento no opinar o asentir con la cabeza. 
La crianza con apego es un caramelito que hay que saber chupar tranquilamente no desenvolver y morder. Pero como en este tiempo de ansia y estres en el que vivimos es muy complicado hacer eso os lo voy a demostrar.  Yo que soy una ansiosa empedernida, y leo sobre Baby-Led Weaning, que  es un método de alimentación complementaria basado en la crianza con apego muy extendida en Estados Unidos y que está llegando a Europa. Se suele traducir como “alimentación autorregulada por el bebé”;  se asume la buena voluntad del bebé y se confía en sus capacidades, y consiste en que desde que comienza la introducción de alimentos se deja que el bebé coma solo.


 Según el BLW, se permite al bebé conocer nuevos sabores, olores y texturas, Así, los padres simplemente suministran la comida al bebé dejándole espacio para que decida qué quiere comer, cuanto y en qué orden.
Bien, tengo a B. (conejillo de indias) sentado en la hamaca con un chubasquero puesto y le ofrezco un trozo de plátano entero, se abalanza sobre él como si hiciera días que no se lleva nada a la boca y sin experimentar nada lo mordisquea y lo engulle, hace ademán de atragantarse y no se quien se pone más azul de los tres si el conejillo de indias, P por permitirme semejante experimento o yo por ser la primera madre sin superpoderes y promotora del atragantamiento de mi cachorro.
 Automaticamente después de varias toses B. vomita cual cascada todo lo que tenía dentro y nos dedica una carcajada a modo tranquilizador que devuelve a nuestros rostros el color natural.
 De lo que no me había dado cuenta es que el BLW tenía contraindicaciones, 2 exactamente y escritas exclusivamente para mi: no apto para madres maniáticas de la limpieza y con miedo al ahogo!!! Así que ... conclusión: Estivill mis respetos pero ni te voy a ojear. 
Y como buena herrera intentaré que en mi casa no haya cucharas de palo!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario