Google+ Followers

domingo, 26 de mayo de 2013

EL MÉTODO OOMPA LOOMPA!!!



La verdad que nosotros con B. no tenemos problema a la hora de dormirlo ya que es un bebé super tranquilo y se duerme él solo cuando está cansado.
Pero reconozco que hay muchas familias que necesitan recurrir a métodos, hábitos, etc... Pues en youtube corre un video de un  papi durmiendo a su cachorrilla cantandole una canción y repitiendo unos movimientos, lo ha llamado: Método Oompa Loompa, y como este nombre me sonaba estuve investigando y los Oompa Loompa son:
personajes ficticios del libro Charlie y la fábrica de chocolate del autor británico Roald Dahl. Son pigmeos de "Loompalandia", donde habitaban hasta que Willy Wonka los encontró y les propuso trabajar a cambio de nueces de cacao sus favoritas, y solo se encontraban en Loompalandia una vez al año.
Por consecuencia comían siempre orugas). Son increíblemente trabajadores, divertidos y cantan para ayudar a la gente en sus problemas pero sobre todo practican la magia negra para Willy. Todos tienen el mismo tipo de cara y su voz es de tonalidades aguda o grave, pero utilizan distintos trajes de una sola pieza acorde a sus funciones. Su peinado es hacia atrás terminado en punta. Tienen un saludo característico y de afirmación es un movimiento rápido haciendo una "X" con los brazos (la mano derecha en el hombro izquierdo y la mano izquierda en el hombro derecho).
Os dejo el video, me pareció la verdad tierno y muy divertido.

jueves, 23 de mayo de 2013

LA FELICIDAD ENTRE COJINES

 
LA  FELICIDAD ENTRE COJINES
La evolución de un bebé es rápida y vertiginosa nada que ver con el paso de adolescente a adulto que no llega nunca. Que camino más árido y que pesadez esos granos que nunca se van y esos brazos largos y desgarbados que parece que nunca van a encajar en ese cuerpo deforme. Nada que ver con el cambio del cuerpito de un bebé, esa cabecita que ya se aguanta, esas piernitas gorditas que se van estilizando preparándose para ponerse de pie. Esa piel sonrosada que poco a poco se acerca al tono personal de cada uno.
 Cuanta razón tienen las mamis cuando dicen "disfruta de tu bebé, que pasa tan rápido y luego ni te acuerdas" pues si. B va asumiendo logros de una manera rápida y veloz, el cerebro conecta sin discriminar. 
B mira, observa y quiere... lo mira todo, escucha todo y quiere cogerlo todo. Se gira sobre si mismo y en cualquier momento se quedará sentado sin necesitad de quedarse rodeado de cojines. 
 
 
 
B empieza a  interactuar con juegos que hace un mes no le prestaba ninguna intención. Es capaz de agarrar objetos y de golpear y tirar al suelo todo lo que está a su alcance pero... como no todo es felicidad. B. se golpea con juguetes que supuestamente son para su edad, pero que tienen partes de plático duro, se mete en la boca muñecos de todo tipo, y se engancha a mover el culo con las músicas repetitivas y cansinas de una mesa de actividades que tiene pilas para rato, pero que cuando se acaben... las ranitas dejarán de cantar. Juguetes que aconsejan en las instrucciones supervisar en todo momento al bebé. ¿Eso es porqué no son seguros? Los juguetes de bebé no garantizan la seguridad del niño ohhhh cada vez es más difícil coger confianza en la dura tarea de ser madre. Ahora la supervisión es mucho mayor, B. cada vez tiene mayor movilidad y mamá cada vez tiene el corazón en la garganta más veces al día. Así que creo voy a patentar un traje como de astronauta con casco incluido acolchado, así si se golpea no le duele y si se cae rebota. 

Uno de los juegos con los que B se tranquiliza y llega a dormirse es con la lectura. Leer un cuento antes de dormir es una práctica que quiero instaurar con B. Y aunque no entienda el argumento, se relaja y la elección ahora es fácil, a medida que crezca ya no lo será tanto creo.  Alguien me dijo en una ocasión, cuidado con la educación que le das a tu hijo porque imitan todo lo que ven y oyen. Así que un cuento contiene muchos factores negativos a la hora de educar. Blancanieves potencia el desprecio a las manzanas porque están envenenadas, Dartañan potencia la violencia, Marco es un niño abandonado que recorre el mundo en busca de su madre, el mago de Oz una niña huérfana que abandona su casa para ir a buscar no se que con un león sin corazón y un hombre de hojalata y no se que más... la verdad que es difícil.

San google te da  la posibilidad de buscar, encontrar y elegir diferentes opciones. Hoy os recomiendo una página web de una pareja que han creado un cuento con la posibilidad de personalizarlo con el nombre de vuestro hijo. Contiene manualidades, juegos... Echádle un vistazo.

http://www.crocoouch.com/

miércoles, 15 de mayo de 2013

A FALTA DE PAN BUENOS SON LOS PURÉS DE MAMI!!

Hoy al abrir el correo electrónico, de nuevo en la bandeja de entrada  un bombardeo de correos relacionados con la crianza, con la educación, promociones de cereales, concursos de fotos de bebés... madre mía estoy saturada de información que además de no darme tiempo a leer, es imposible asimilar todo.

Así que como dice mi pediatra, si no sabes que hacer: "sentido común".
Pues eso, hace dos semanas empezamos con el puré de verduras y sorprendentemente triunfó y el lunes le añadimos pollo y hoy pavo y cada día es una fiesta la hora de la comida. Tenemos la gran suerte de que B es un "zampabollos," porque como tuviera que comerme lo que él dejará sería un sacrificio.
La verdad que el puré no me hace gracia y como mi mamá me enseñó a que la comida no se tira,  tendría que comérmelo si o si.
Pero tengo que reconocer que las tías S (#adictalosemoticonos) y N(#podemosprobaraverque) me regalaron una babycook de esas que cocinan solas y es maravilloso, sólo tengo que cortar las cosas y de lo demás se encarga la maquinita.  La dejo al ladito de la ventana para que el vapor se vaya por ahí así no me deja olor en toda la casa. 20´ y listo.
B empieza a comer a la 13:12 y a la 13:22 ya se ha comido 200grms de puré, una cucharada detrás de otra sin parar. ¿P. estás cronometrando a B.? Si, en cualquier momento hace un record guinnes.


A continuación biberón de 90cl, un par de eructos, cuatro carcajadas y a dormir la siesta. ¿Se puede ser más buen niño?... Pero, como no, aparece el aguafiestas de turno, si si mi hija igualita hasta que un día cambió, de la noche a la mañana y ahora no quiere comer, llora por todo y por las noches no duerme. ¿Será  legal intentar fastidiar los sentimientos positivos y las emociones de los padres primerizos?

¿Se ganará mucho aconsejando a los padres sobre como dormir al niño, que hacer si no quiere comer, como atuar si rechaza la fruta...? Me plantearé abrir un consultorio, porque al final B. es como un niño de catálogo aunque aún no esté "echando dientes" (odio está expresión, no se si porque creo que está mal formulada gramaticalmente, o porque me tiene "acojonada" el momento D)

Por lo pronto, agradezco a todas esas marcas de productos de bebé que ahora después de casi un año de pedir muestras me están llenando el buzón físico y cibernético y están bombardeando mi email con consejos y links y más links.
Pero de momento me quedo con una preciosa carta que me hicieron llegar en el curso de masajes infantil al que asistimos con B. La comparto con vosotr@s. Yo la tengo colgada en la nevera y la leo todas las mañanas, resume muy bien lo que hacemos con B y lo que queremos hacer.
"Nuestra linea de trabajo "

1. No me des todo lo que te pido, a veces sólo lo pido para ver hasta cuánto puedo tomar.

2. No me grites, te respeto menos cuando lo haces, me enseñas a hacerlo a mí también y yo no quiero hacerlo.

3. No me des siempre órdenes. Si en vez de ordenes, a veces me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido y con más gusto.

4. Cumple las promesas, buenas o malas. Si me prometes un premio, dámelo, pero también si es un castigo.

5. No me compares con nadie, especialmente con mi hermano o hermana, si tu me haces lucir mejor que los demás, alguien va a sufrir, y si me haces lucir peor que los demás, seré yo quien sufra.

6. No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer. Decide y mantén esa decisión.

7. Déjame valerme por mí mismo, si tu haces todo por mí yo nunca podré aprender.

8. No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que las diga por ti, aunque sea para sacarte de un apuro, pues me haces sentir mal y perder la fe en lo que dices.

9. Cuando yo hago algo malo, no me exijas que te diga el porqué lo hice, a veces ni yo mismo lo sé.

10. Cuando estés equivocado en algo, admítelo y crecerá la opinión que yo tengo de ti y me enseñarás a admitir mis equivocaciones también.

11. Trátame con la misma amabilidad y cordialidad con que tratas a tus amigos. Que seamos familia no quiere decir que no podamos ser amigos también.

12. No me digas que haga una cosa que tú mismo no haces, yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas aunque no lo digas. Pero nunca haré lo que tú digas y no haces.

14. Cuando te cuente un problema, no me digas: no tengo tiempo para boberías, o eso no tiene importancia, trata de comprenderme y ayudarme.

15. Quiéreme y dímelo. A mí me gusta oírtelo decir aunque tú no lo creas necesario.



martes, 14 de mayo de 2013

MI PRIMER PREMIO!!!!!!!

Hoy me premiaron por tener el blog y la verdad que me encantó recibir esta dosis de motivación. Tengo que agradecer a Los Ninus de LaSa, ya que pensé que sólo me leía mi familia, porque mis amigas creo que ni tiempo  tienen, y menos para invertir en leer las peripecias de una mami en el paro jjajaja.

Muchas gracias!!!!!!!!!!!!!
,

sábado, 11 de mayo de 2013

EN OCASIONES... ME TORTURAN!!!


En ocasiones creo que las primeras veces están subestimadas, nos creamos unas grandes espectativas y luego se queda todo en un simple "¿y eso es todo?" como el primer beso (suele ser asqueroso) la primera regla (asquerosa y media) la primera cita y un etc de primeras veces y primeras situaciones que tenemos idealizadas.

Pero la maternidad es una primera vez que para nada está subestimada, es cada vez más interesante más emocionante y misteriosa. Los bebés son entrañables, dulces, cariñosos y aunque vomiten y se hagan caca encima son la cosita más preciosa que jamás has podido imaginar. En eso creo que todas las madres estarán de acuerdo conmigo, entonces queridas ¿porqué los sometemos a pequeñas torturas diarias?
Me propuse desde el principio de tener a B en mis brazos que en todo momento probaría todas aquellas cosas que tuviera que hacerle o darle.
 Así que he llegado a la conclusión de que hay cosas que son una pequeña tortura.

Las vacunas ¿son realmente necesarias?¿es necesario hacer pasar un mal rato a nuestro cachorro y pasarlo mal nosotras al escuchar esos gritos de dolor?¿Es realmente tan fuerte el miedo a la posibilidad de que agarre una enfermedad que preferimos que sufra un rato o un día en el caso de que tenga una reacción adversa?¿ Es una tortura física para él o una tortura psicológica para los padres? y un saca pasta si me lo permitís, sin interrogantes.

Los moquitos, esos amiguitos verdes que habitan en las narices de nuestros bebés, porque no se pueden catalogar de mocos aún, ya que no nos entran los dedos en sus naricitas para quitárselos.        ¿Han de ser sacados esos seres con esos aparatos?¿ habéis visto los sacamocos? con razón los niños están aterrorizados cuando te acercas con semejante aparato, tanto el aspirador como la pera, probad a sacaros los mocos con eso, es terrible.

El bañito, ese momento de paz agradable y tranquilo con agua calentita, chapoteando y ale de repente agua en los ojos para quitar el jabón del pelo. Pero que molesto es que te tiren agua en la cara y te entre en los ojos.

El suero fisiológico en los ojos a traición sin avisar, el puré de verduras sin sal con eso si que no puedo ni sin sal ni con sal, entiendo la cara de asco con su primera cucharada, lo que no entiendo es que si pudiera B rebañaría el plato con pan. Los cereales sin miel ni galleta ni gluten ni ...( a ver quién es el listo que desayuna cereales sin nada que les dé "vidilla")

Y un largo etc... porque ya no digo nada de esas madres que para quitarles una mancha de  la cara se mojan el dedo y se lo pasan, las que repeinan a sus hijas con coletas tan estiradas que las niñas van sonriendo todo el día, los bebés muñeco que van embutidos en mantitas que parecen capullos de mariposa que no se les ven ni las manos o esos que van metidos en carritos tapados con plásticos como si fueran lechugas en un invernadero.

Menos mal que esas pequeñas torturas a las que son sometidos se las cobran luego, riéndose a carcajadas cuando nos ven haciendo la conga por haberse comido el puré entero, te muerden el pezón a modo de juego, te estirán de los pelos o te echan la pota cuando ya estás a punto de salir con la ropa recién puesta.

Menos mal que esas pequeñas torturas no se les quedan grabadas en la memoria y para nosotros sean las primeras veces más preciosas de nuestros bebés. El primer corte de pelo, el primer bañito, la primera papilla o su primer resfriado. 
 

martes, 7 de mayo de 2013

LOS PATITOS SE AHOGAN EN SILENCIO!!!!

Cuando eres madre parece que el mundo se divide en dos, por un lado las mujeres que son madres y por otro lado las que no lo son. No hace mucho yo era del grupo no madre y podía tener una conversación con cualquier persona de cualquier cosa. Desde que entré en el club si madre, parece que el mundo se reduce y que sólo puedes hablar de tu bebé y de lo que hace, lo que debería y como no del color de las cacas.
Por tanto la sala de espera del pediatra es... MARAVILLOSA para las que hemos entrado en el club porque ya no podemos hablar de nada más que de nuestro cachorro.

Conversaciones entre mujeres que no se conocen de nada pero casi saben toda la vida de los hij@s de las demás. Niñ@s interaccionando y actuando de forma libre dandote pistas de que tipo de educación están recibiendo.
 Una gran olla llena de grillos en la que aún ni B ni yo nos atrevimos a entrar. El agua de la olla aún está muy caliente para nosotros. Somos unos "crudités".

 Él miraba todo yo intentaba escuchar todo, ¡me interesaba todo!
 Hasta que de repente veo entrar una señora de unos cuarenta años creo yo más o menos, igual menos que más por su aspecto, pelo despeinado cogido con una gran pinza, una blusa ancha que escondía su enorme tripa y sus desbordantes pechos, empujando un cochecito gemelar con dos bebés medio dormidos dentro, agitada, preguntando sobre el turno que le tocaba ya que se le había pasado la hora de su visita, pero... sorprendentemente detrás de ella como si de una mamá pata se tratara agarrados a su gran blusa blanca una niña y un niño de no más de dos años.

Intercambiamos una sonrisa tímida, la mía creo que fue de compasión y admiración. Hasta que... empezó a intercambiar experiencias con una chica joven que también conducía un carrito gemelar (ella si estaba metida en la olla). Mi sorpresa al escuchar la historia de la señora de cuarenta y tantos ya me había enterado que tenía otra hija de 17 años, que aburrida de pedirle un hermanit@ al final cedió y cuando su hija de 17 años tenía 15 se quedó embarazada de una nenita tímida y retraída.




En plena pre adolescencia su hija no quiso saber nada de hermanit@s y no le prestó ayuda ninguna, al contrario los problemas se le acumularon, pasados 15 años aseguró que era como si fuera madre novata, afirmaba que las cosas habían cambiado mucho y que ella no era la misma.
 Ya el hecho de tener una hija porque tu otra hija te lo pide me pareció un poco extraño pero el bombazo venía a continuación, la mujer de rostro cansado y demacrado le explicó a la otra chica que decidió a los doce meses tener otro hijo para que su bebita no creciera sóla ya que creía importante que tuviera alguien con quien jugar para su desarrollo integral. Yo no podía creer lo que estaba escuchando ya que la niña era una nenita blanquita de piel, tímida, y pequeñita.
Sentadita en la falda de mamá pata buscando mimos. La mamá pata le devolvía los mimos y seguía contándole a la chica que asombrada tanto más que yo asentía con la cabeza todo lo que aquella mujer tenía que decir aunque a ella ya no le interesara la historia. Sinceramente a mi si a mi me interesaba saber porque aquella niña era tan retraída teniendo tres hermanitos con los que jugar. Por que no os olvidéis que llevaba también el carrito gemelar.

 Bueno, ella siguió contando que al decidir tener una hermanita para que su bebita jugara no pensó ¿qué aún no se puede elegir el sexo de los bebés? le salió un bebito al que su nenita no aceptó, se volvió una niña dependendiente de su mamá pata, celosa del nuevo patito y eso no le dejó crecer como una niña normal, ya que tiene problemas en la guardería, de integración, problemas con la alimentación y visitas casi semanales al médico por alergias y dolores de barriga.

 Mamá pata ante esa situación decide con papá pato tener otro bebé para que su nenita tenga una hermanita pero...¿ no saben que no se puede elegir? pues una parejita de gemelitos jajajaj yo creo que mamá pata está "desquiciada" porque su nenita está destinada a crecer sin hermanita y ella sigue teniendo patitos a los que criar.
 Si señor tiene que desdoblarse para atender las necesidades de 3 bebes una adolescente y su nenita, pues ella le dedica a su nenita todos los mimos del mundo mientras los demás "saben que no los puedo coger tanto en brazos como ellos quieren" "si lloran y yo no los puedo atender al final se callan", mamá pata literal. Cuando vi entrar a esa mujer me dió lástima cuanto más sabía sobre su historia la lástima era cada vez mayor pero por esos bebés que necesitaban de esos mimos que la nenita se llevaba solo por poder hablar.
Me tocó el turno y me quedé con ganas de conocer más técnicas educativas de mamá pata, era didáctica a la vez que increíble su manera de educar.

Y yo con B. vuelvo a mi realidad la de mamá primeriza que se deja "acojonar", este mes la pediatra me dió un dossier de cinco hojas de posibles accidentes del bebé a partir de los 6 meses... pero ¿nunca van a parar de meter miedo? LOS BEBÉS SE AHOGAN EN SILENCIO, el título de un apartado de los accidentes. En seguida pensé en mamá pata, ¿cómo hace para escuchar a sus patitos si sólo tiene ojos para su nenita?

jueves, 2 de mayo de 2013

EL QUE MADRUGA... ¡TIENE SUEÑO TODO EL DÍA!

Todo el mundo nos dice que hemos tenido mucha suerte cuando les contamos que B duerme diez o doce horas seguidas desde hace ya tres meses.
Pero como nunca llueve a gusto de todos yo sigo teniendo sueño, aún aprovechando ocho horas de esas diez seguidas para dormir. Porque cuando una lleva seis meses madrugando sigue sin acostumbrarse, y echas de menos dormir hasta las 10 de la mañana aunque sea.

El tema de adaptarse a la nueva vida con B es el inconformismo de los padres. P y yo temblamos cada vez que se lleva las manos a la boca y se muerde con ansia los dedos por si son los dientes que acechan. La gente que ha tenido hijos nos tienen literalmente "acojonados". Nos sube un escalofrío por los pies cada vez que oímos las palabras dientes, cortar, encías... Se ve que es una de esas etapas que dejan marca en la vida de los padres, nadie te advierte del dolor del parto y de lo terrorífico que es la recuperación de una cesárea pero que al bebé le salgan los dientes es como un capítulo de Stephen king.
 Así que como parte de nuestro proceso de aprendizaje es estar preparados para cuando venga la catástrofe, tenemos mordedores en la nevera (único lugar que quedaba sin ser profanado por algún objeto de bebé ) baberos, crema para aliviar las encías y un etc... Así que se puede decir que P y yo estamos preparados para el momento, lo que tiene de bueno es que la catástrofe no es inesperada ya que hay unas señales que te van advirtiendo según "san google" (·#Batmanconfirmasoque): irritabilidad, babeo excesivo, rojeces en el culito... así que como buena madre histérica que soy y promovida por los "ralles ocasionales" de P (#soycomounaabuelaenocasiones). Le cambio el pañal a B y le inspecciono el culito en busca de... "dientes". En ese momento es en el que P entra en la habitación y arranca a reír como un descosido, estas tan obsesionada que en cualquier momento le encuentras dientes en el culo al niño y ahí si que tenemos un problema.


Cierto. Las obsesiones que envuelven a los padres primerizos son de lo más absurdo en ocasiones hasta paralizan el sentido común. Ver como tu bebé se pone rojo y con una expresión desencajada te lleva casi al infarto sin pensar por un momento que el niño está simplemente "cagando".

Como dice V(todoporminiño): "cuando tienes a tu niño ya nunca dejas de sufrir".
Desde el momento que temes a la muerte súbita y te despiertas sobresaltado le pones el dedo debajo de la nariz para ver si respira o en ocasiones le acaricias a ver si se mueve llagando a despertarlo solo por quedarte tranquilo. O la obsesión del momento de girarse que esperas con ansia mientras tienes al niño rodeado de cojines por todas partes impidiendo así movimientos para que pueda moverse con libertad para girar.
 Del miedo al atragantamiento no haré referencia porque me afecta directamente como ya sabéis. Por tanto somos miedosos por naturaleza o porque nuestros padres nos transmiten sus propios miedos. Hace unas semanas me pasó algo curioso. Yo tengo un miedo atroz a los canes, soy capaz de correr y hasta de subirme a una pared (aún sin tener el superpoder de la agilidad) cuando veo uno por pequeño que sea.
Salía yo de casa con B en el cochecito y a punto de entrar en el ascensor nos rodearon dos canes furiosos uno de cada lado que a ladrido puro perturbaron el juego que teníamos  B y yo y me hicieron sobresaltarme, agarrar fuertemente el cochecito y poner supongo cara de pocos amigos ya que la expresión de B fue un pucherito. Tres días más tarde tuvimos la mala situación de sentarnos en una terraza a tomar el sol y un gran perro atado a la silla de al lado empezó a ladrar incontrolablemente, no me quise inmutar no se si porque tal acontecimiento me paralizó o por no transmitirle a B mis miedos. Pues era demasiado tarde, B ya había roto a llorar desconsolado, su llanto era quebradizo y miedoso como nunca antes había llorado. Por tanto mi primer error confesable, le transmití a B mi miedo a los perros. P dice que será fácil de solventar, un día traerá uno a casa y seguro que B se lo pasará en grande. Lo que no sabe es que traumatizará a B para el resto de su vida porque yo desapareceré. ¿soy mayor para superar un miedo?