Google+ Followers

miércoles, 15 de mayo de 2013

A FALTA DE PAN BUENOS SON LOS PURÉS DE MAMI!!

Hoy al abrir el correo electrónico, de nuevo en la bandeja de entrada  un bombardeo de correos relacionados con la crianza, con la educación, promociones de cereales, concursos de fotos de bebés... madre mía estoy saturada de información que además de no darme tiempo a leer, es imposible asimilar todo.

Así que como dice mi pediatra, si no sabes que hacer: "sentido común".
Pues eso, hace dos semanas empezamos con el puré de verduras y sorprendentemente triunfó y el lunes le añadimos pollo y hoy pavo y cada día es una fiesta la hora de la comida. Tenemos la gran suerte de que B es un "zampabollos," porque como tuviera que comerme lo que él dejará sería un sacrificio.
La verdad que el puré no me hace gracia y como mi mamá me enseñó a que la comida no se tira,  tendría que comérmelo si o si.
Pero tengo que reconocer que las tías S (#adictalosemoticonos) y N(#podemosprobaraverque) me regalaron una babycook de esas que cocinan solas y es maravilloso, sólo tengo que cortar las cosas y de lo demás se encarga la maquinita.  La dejo al ladito de la ventana para que el vapor se vaya por ahí así no me deja olor en toda la casa. 20´ y listo.
B empieza a comer a la 13:12 y a la 13:22 ya se ha comido 200grms de puré, una cucharada detrás de otra sin parar. ¿P. estás cronometrando a B.? Si, en cualquier momento hace un record guinnes.


A continuación biberón de 90cl, un par de eructos, cuatro carcajadas y a dormir la siesta. ¿Se puede ser más buen niño?... Pero, como no, aparece el aguafiestas de turno, si si mi hija igualita hasta que un día cambió, de la noche a la mañana y ahora no quiere comer, llora por todo y por las noches no duerme. ¿Será  legal intentar fastidiar los sentimientos positivos y las emociones de los padres primerizos?

¿Se ganará mucho aconsejando a los padres sobre como dormir al niño, que hacer si no quiere comer, como atuar si rechaza la fruta...? Me plantearé abrir un consultorio, porque al final B. es como un niño de catálogo aunque aún no esté "echando dientes" (odio está expresión, no se si porque creo que está mal formulada gramaticalmente, o porque me tiene "acojonada" el momento D)

Por lo pronto, agradezco a todas esas marcas de productos de bebé que ahora después de casi un año de pedir muestras me están llenando el buzón físico y cibernético y están bombardeando mi email con consejos y links y más links.
Pero de momento me quedo con una preciosa carta que me hicieron llegar en el curso de masajes infantil al que asistimos con B. La comparto con vosotr@s. Yo la tengo colgada en la nevera y la leo todas las mañanas, resume muy bien lo que hacemos con B y lo que queremos hacer.
"Nuestra linea de trabajo "

1. No me des todo lo que te pido, a veces sólo lo pido para ver hasta cuánto puedo tomar.

2. No me grites, te respeto menos cuando lo haces, me enseñas a hacerlo a mí también y yo no quiero hacerlo.

3. No me des siempre órdenes. Si en vez de ordenes, a veces me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido y con más gusto.

4. Cumple las promesas, buenas o malas. Si me prometes un premio, dámelo, pero también si es un castigo.

5. No me compares con nadie, especialmente con mi hermano o hermana, si tu me haces lucir mejor que los demás, alguien va a sufrir, y si me haces lucir peor que los demás, seré yo quien sufra.

6. No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer. Decide y mantén esa decisión.

7. Déjame valerme por mí mismo, si tu haces todo por mí yo nunca podré aprender.

8. No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que las diga por ti, aunque sea para sacarte de un apuro, pues me haces sentir mal y perder la fe en lo que dices.

9. Cuando yo hago algo malo, no me exijas que te diga el porqué lo hice, a veces ni yo mismo lo sé.

10. Cuando estés equivocado en algo, admítelo y crecerá la opinión que yo tengo de ti y me enseñarás a admitir mis equivocaciones también.

11. Trátame con la misma amabilidad y cordialidad con que tratas a tus amigos. Que seamos familia no quiere decir que no podamos ser amigos también.

12. No me digas que haga una cosa que tú mismo no haces, yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas aunque no lo digas. Pero nunca haré lo que tú digas y no haces.

14. Cuando te cuente un problema, no me digas: no tengo tiempo para boberías, o eso no tiene importancia, trata de comprenderme y ayudarme.

15. Quiéreme y dímelo. A mí me gusta oírtelo decir aunque tú no lo creas necesario.



1 comentario: