Google+ Followers

martes, 7 de mayo de 2013

LOS PATITOS SE AHOGAN EN SILENCIO!!!!

Cuando eres madre parece que el mundo se divide en dos, por un lado las mujeres que son madres y por otro lado las que no lo son. No hace mucho yo era del grupo no madre y podía tener una conversación con cualquier persona de cualquier cosa. Desde que entré en el club si madre, parece que el mundo se reduce y que sólo puedes hablar de tu bebé y de lo que hace, lo que debería y como no del color de las cacas.
Por tanto la sala de espera del pediatra es... MARAVILLOSA para las que hemos entrado en el club porque ya no podemos hablar de nada más que de nuestro cachorro.

Conversaciones entre mujeres que no se conocen de nada pero casi saben toda la vida de los hij@s de las demás. Niñ@s interaccionando y actuando de forma libre dandote pistas de que tipo de educación están recibiendo.
 Una gran olla llena de grillos en la que aún ni B ni yo nos atrevimos a entrar. El agua de la olla aún está muy caliente para nosotros. Somos unos "crudités".

 Él miraba todo yo intentaba escuchar todo, ¡me interesaba todo!
 Hasta que de repente veo entrar una señora de unos cuarenta años creo yo más o menos, igual menos que más por su aspecto, pelo despeinado cogido con una gran pinza, una blusa ancha que escondía su enorme tripa y sus desbordantes pechos, empujando un cochecito gemelar con dos bebés medio dormidos dentro, agitada, preguntando sobre el turno que le tocaba ya que se le había pasado la hora de su visita, pero... sorprendentemente detrás de ella como si de una mamá pata se tratara agarrados a su gran blusa blanca una niña y un niño de no más de dos años.

Intercambiamos una sonrisa tímida, la mía creo que fue de compasión y admiración. Hasta que... empezó a intercambiar experiencias con una chica joven que también conducía un carrito gemelar (ella si estaba metida en la olla). Mi sorpresa al escuchar la historia de la señora de cuarenta y tantos ya me había enterado que tenía otra hija de 17 años, que aburrida de pedirle un hermanit@ al final cedió y cuando su hija de 17 años tenía 15 se quedó embarazada de una nenita tímida y retraída.




En plena pre adolescencia su hija no quiso saber nada de hermanit@s y no le prestó ayuda ninguna, al contrario los problemas se le acumularon, pasados 15 años aseguró que era como si fuera madre novata, afirmaba que las cosas habían cambiado mucho y que ella no era la misma.
 Ya el hecho de tener una hija porque tu otra hija te lo pide me pareció un poco extraño pero el bombazo venía a continuación, la mujer de rostro cansado y demacrado le explicó a la otra chica que decidió a los doce meses tener otro hijo para que su bebita no creciera sóla ya que creía importante que tuviera alguien con quien jugar para su desarrollo integral. Yo no podía creer lo que estaba escuchando ya que la niña era una nenita blanquita de piel, tímida, y pequeñita.
Sentadita en la falda de mamá pata buscando mimos. La mamá pata le devolvía los mimos y seguía contándole a la chica que asombrada tanto más que yo asentía con la cabeza todo lo que aquella mujer tenía que decir aunque a ella ya no le interesara la historia. Sinceramente a mi si a mi me interesaba saber porque aquella niña era tan retraída teniendo tres hermanitos con los que jugar. Por que no os olvidéis que llevaba también el carrito gemelar.

 Bueno, ella siguió contando que al decidir tener una hermanita para que su bebita jugara no pensó ¿qué aún no se puede elegir el sexo de los bebés? le salió un bebito al que su nenita no aceptó, se volvió una niña dependendiente de su mamá pata, celosa del nuevo patito y eso no le dejó crecer como una niña normal, ya que tiene problemas en la guardería, de integración, problemas con la alimentación y visitas casi semanales al médico por alergias y dolores de barriga.

 Mamá pata ante esa situación decide con papá pato tener otro bebé para que su nenita tenga una hermanita pero...¿ no saben que no se puede elegir? pues una parejita de gemelitos jajajaj yo creo que mamá pata está "desquiciada" porque su nenita está destinada a crecer sin hermanita y ella sigue teniendo patitos a los que criar.
 Si señor tiene que desdoblarse para atender las necesidades de 3 bebes una adolescente y su nenita, pues ella le dedica a su nenita todos los mimos del mundo mientras los demás "saben que no los puedo coger tanto en brazos como ellos quieren" "si lloran y yo no los puedo atender al final se callan", mamá pata literal. Cuando vi entrar a esa mujer me dió lástima cuanto más sabía sobre su historia la lástima era cada vez mayor pero por esos bebés que necesitaban de esos mimos que la nenita se llevaba solo por poder hablar.
Me tocó el turno y me quedé con ganas de conocer más técnicas educativas de mamá pata, era didáctica a la vez que increíble su manera de educar.

Y yo con B. vuelvo a mi realidad la de mamá primeriza que se deja "acojonar", este mes la pediatra me dió un dossier de cinco hojas de posibles accidentes del bebé a partir de los 6 meses... pero ¿nunca van a parar de meter miedo? LOS BEBÉS SE AHOGAN EN SILENCIO, el título de un apartado de los accidentes. En seguida pensé en mamá pata, ¿cómo hace para escuchar a sus patitos si sólo tiene ojos para su nenita?

No hay comentarios:

Publicar un comentario