Google+ Followers

viernes, 14 de junio de 2013

EL CATADOR DE PRENDAS

Bueno ahora si que si, huele a verano y en la calle ya hace un calor terrible. Salir a pasear con B bajo estas temperaturas es mortal.
 Para él no que va repanchingado en el cochecito, sin zapatos con sombrita, sino para mi que entre que me sudan las manos y me patina el cochecito y se me pegan los vaqueros a las piernas es un infierno la calle.

Así que hoy decidí hacer el cambio de armarios, sacar toda la ropa de verano y que mejor que en compañía de mi gran ayudante B.

Como me temía, él ha ido catando y probando todas las prendas, tocando, chupando mirando, mientras yo iba probando, tocando e intentando sacarme vestidos que tenía reservados para volver a ponerme este verano ya que el verano pasado lo pasé embarazada.


Y AHHHHHHH horror no me entra nada, mi figura nunca volverá a ser la de antes, que depresión.....
JAJAJJAJAJAJJA carcajadas de B. a pleno pulmón al verme embutida en un vestido negro monísimo, pero que no podía sacarme, maniobras mil para poder salir de dentro de él. Mientras B no paraba de gritar de risa. Madre mía me dió el ataque de risa al verlo a él reír con el vestido a medio quitar.

Al final lo conseguí, jamás pensé que un momento tan angustioso acabara siendo tan divertido. Gracias B por sacarme una sonrisa aún teniendo que pasar todo el verano cubierta por un pareo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario